No hay huevos?

“¿Que no hay huevos? No sabes con quién estás hablando, chato”; eso es lo que contesté a la propuesta de un supuesto valiente cuando me retó a probar la tecnología con control remoto. No estoy hablando de cambiar de canal con el mando a distancia, me refiero más bien, a los huevos vibradores. La experiencia podría haber estado mejor si el valiente hubiera tenido más gracia cambiando de canal, eso si, a partir de aquel día el huevo vibrador está entre mis cinco juguetes preferidos, puesto que se lo ha ganado a base de mucha práctica y bastantes cambios de pilas.

Imagínate en la soporífera comida familiar de los domingos con una radiante (y por una vez, no fingida) sonrisa, mientras tu suegra te cuenta la receta de los flamenquines que a ti te importa un pito porque: uno, no estamos hablando de la complejidad de una esferificación, es un empanado; dos, estás disfrutando de las 10 velocidades que tiene lo que llevas puesto; y tres, estás a dieta. Este es solo un ejemplo, pero puestos a imaginar…..en el super descubriendo el placer que es elegir yogures, mientras quien lleva el mando disfruta viéndote desde el pasillo de los congelados. O en el taskeo habitual de los jueves con la típica petarda que no para de darte la chapa con sus últimas compras en Zara online y tu, a punto del éxtasis, piensas que no tiene ni idea de lo que es una buena compra online.

Con afán de fomentar la creatividad del personal, esta semana los huevos vibradores de Zahara tienen un super descuento.

huevo vibrador zahara