Puedo asegurar que fue amor a primera vista lo que tuve con Alfonso Casas, más bien con las ilustraciones de Alfonso. Reales, nostálgicas, divertidas y con las que fácilmente te identificas. El flechazo sigue vivo, creo que cada día más y es por ello que decidí pedirle una ‘entrevista’ y hacer este post. Era algo que no quería guardar para mi sino que prefería compartir con todos vosotros, con la Comunidad Me toca tocarme.

Da la sensación que mediante sus ilustraciones es fácil conocer a este zaragozano que ha conquistado a toda España. No se etiqueta, sino más bien acepta que el estilo que le define se ha ido amoldando a una pura necesidad de expresar sus sentimientos. Una necesidad que se ve plasmada en unos dibujos que describen la vida de cada uno de nosotros, todos en un momento concreto de nuestra vida nos hemos sentido así, y ese sentimiento de pertenencia que obtienes de cada una de sus ilustraciones es la química explosiva de todo su trabajo.

 

Lo que dices // lo que sientes (parte I) 2014

Encontrar tu vocación a los 8 años es todo un reto. Me contaba que dibuja desde que era niño y que su primer recuerdo es ‘una especie de diccionario mitológico con dibujitos explicativos’. Toda una declaración de intenciones.
 
Indago por sus ilustraciones, busco y rebusco, investigo para aprender un poco más de él y tengo la curiosidad de saber cuanto tiempo lleva dedicándose a lo que más le gusta. Diez años, la verdad es que son muchos años, y como la mayoría de artistas compaginaba pequeños encargos con otros trabajos que le permitían vivir, pensando que la ilustración no le daría de comer.
Durante tanto tiempo había sido así hasta que este año ha decidido lanzarse al mundo profesional y por lo visto, no le ha ido nada mal.
 Dos libros a cuestas y uno de ellos ya en teatro. Amores minúsculos es el proyecto que más orgullo, hasta el momento, le da a Alfonso. Un cómic que habla de ‘pequeñas historias de amor que nacen con vocación de efímeras, pero uno nunca sabe donde puede aparecer el amor definitivo’. Un cómic donde las historias de amor se encuentran y se entrecruzan; algo que sucede muy a menudo en la vida real. Un cómic que se puede disfrutar ya en el Teatro Lara de Madrid.

Portada del cómic ‘Amores minúsculos’ (2012)

Te lo doy, no: en todo caso te lo cambio es la primera recopilación de frases e ilustraciones. Se puede decir que aquí se plantó la semillita que le ha hecho brotar dándole un signo de identidad muy personalTe lo doy… está lleno de desamor, amor, ilusiones, tropiezos y muchas verdades. Como dice Alfonso ‘En realidad se trata más de la necesidad de transmitir una idea, de expresar un sentimiento. Suelo basarme en cosas que me han pasado (generalmente no en el momento presente) o en lo que veo y escucho a mi alrededor’

Portada ‘Te lo doy, no: en todo caso te lo cambio’ (2014)

Para terminar y visto el desamor que demuestra en cada una de sus ilustraciones quise saber si él creía en el amor… Me quedo con esta frase, no se si es porque me identifiqué con ella o simplemente porque me gustó ‘Yo del amor soy creyente pero no practicante’.

Me ha gustado mucho como ha salido airoso del Test Me toca tocarme: 

1. ¿Follar o hacer el amor? Hacer el amor

2. ¿Tu mejor trabajo? El cómic Amores Minúsculos

 3¿3 son multitud? En la música me suele ir bien a dúo. Si vamos a ser trío, prefiero hacer un solo a capella

4. ¿Mejor solo que mal acompañado? Rotundamente si

5. ¿Ilustrador preferido? David Buisán

6. Cuéntanos, ¿una fantasía? Tener una cita con alguien adorablemente friki y que luego resulte ser mucho más

 

Gracias Alfonso