Mise en Cage, la firma francesa de lencería de lujo, vuelve a deleitarnos con la colección SS-14 y su campaña “Food Porn”. Como viene siendo habitual han contado con el fotográfo Pierre Dal Corso para realizar el reportaje que junto a los diseños de Florence Abelin, dueña de la firma y directora de arte en este shooting, forman el equipo perfecto para plasmar el erotismo groumet que caracteriza a la marca.

Food Porn muestra de una forma exquisita dos de los pecados capitales, la lujuria y la gula. La lujuria se representa con lencería lasciva, sensual, sugerente de las mejores marcas – Tatu Couture, Murmur, Ludique, Bordelle, Kriss Soonik  acompañados de complementos que resaltan y embellecen nuestro cuerpo como las piezas de Úna Burke, Fleet Ilya y la joyería erótica de Bijules y Bliss Lau. Y la gula, con las delicatessen del restaurante parisino Très Honoré.

Por mi parte no solo lujuria y gula, quizás son más envidia y codicia los pecados que cometo hasta que no me hagamos con una de estas suculentas piezas de lencería.

mis_encage

mis_encage_new_collection

mis_encage_new_collection

porn_food